El poder de las preguntas en el título de un artículo

Un buen título puede catapultar un artículo pero un titular mediocre puede hundir un buen texto haciendo que pase desapercibido. Esto es algo que conocen a la perfección los periodistas y que usan a sabiendas, incluso arriesgándose a generar expectativas demasiado altas que después no se satisfacen a lo largo del texto.

Ahora un curioso estudio desarrollado en el BI Norwegian Business School ha dado un paso más allá: se ha preguntado si los titulares formulados en forma de pregunta captan más la atención y generan más clics, en el mundo de Internet, por supuesto.

Estos investigadores usaron una cuenta en Twitter a través de la cual publicaron diferentes historias reales. Lo interesante fue que publicaban la misma historia, con algunas horas de diferencia y bajo títulos diversos. Por ejemplo, publicaban: “Poder corrupto” y después otros titulares, uno en un tono más personal que decía: “¿Tu jefe se ha intoxicado con el poder?” y el otro con una impronta impersonal “¿Los jefes se han intoxicado con el poder?”

Como podrás suponer, los investigadores detectaron que los titulares con un tono más personal, que involucraba a las personas, generaban más clics, exactamente, un 175% más que el resto de los títulos, lo cual es un excelente resultado por el simple hecho de cambiar algunos pronombres. También notaron que el título en forma de pregunta obtenía muchos más clics que una simple afirmación.

A continuación, los investigadores dieron un paso más allá y publicaron anuncios sobre un iPhone, un sofá, un televisor y una lavadora. Una vez más, usaron títulos afirmativos (A la venta: iPhone4 de 16GB), en forma de pregunta personal (¿Quieres el nuevo iPhone4?) y como una pregunta impersonal (¿Alguien quiere el nuevo iPhone4?).

Otra vez, sin importar de qué producto se tratara, las preguntas impersonales recibieron 137% más clics que los títulos afirmativos. Y las preguntas con un tono personal fueron las vencedoras absolutas, con un 257% más clics. Aunque los investigadores afirman que es mejor asumir sus resultados con cierta cautela, lo cierto es que no hay lugar a dudas, los títulos en forma de preguntas son ideales para despertar nuestra curiosidad y nos motivan a hacer clic. Si, además, involucramos al lector, mejor que mejor.

Obviamente, se trata de un arma de doble filo porque cuando leemos una pregunta esperamos una respuesta y si no la encontramos, lo que obtendremos serán muchos lectores insatisfechos. Por tanto, hay que usar esta estrategia con mucha cautela.

Fuente:
Lai, L. & Farbrot, A. (2013) What makes you click? The effect of question headlines on readership in computer-mediated communication. Social Influence.