¿Cómo redactar una buena historia? Cinco aspectos esenciales

No importa si se trata de un escritor que está contando una historia de ficción o si se trata de un redactor web que está elaborando una reseña sobre un producto, para que las palabras cobren sentido e impacten realmente al lector, es necesario que sean convincentes. Sin embargo, ¿qué hace que una historia sea convincente? 

Los psicólogos Mazzocco y Green se plantearon esa pregunta y llegaron a la conclusión de que la clave radica en hacer vibrar las fibras más sensibles de nuestro ser. En otras palabras, por muchos argumentos racionales que brindemos, una historia logra persuadir solo cuando el escritor o redactor web recurre a los elementos emocionales. 

De hecho, es un error pensar que las personas compran echando mano a la lógica. Te sorprenderá descubrir que en las decisiones de compra influyen más los aspectos emocionales que la razón. Por tanto, un buen redactor web, sin importar la temática que aborde, siempre deberá: 

1. Generar imágenes vívidas. Las estadísticas son beneficiosas porque le aportan credibilidad a los contenidos pero no podemos olvidar recrear situaciones que le resultan familiares al lector, de manera que pueda vivirlas en carne propia y comprender la importancia de lo que estamos intentando transmitirle. 

2. Darle realismo. Mientras más real y cercano sea el tema, más convincente será porque el lector puede llenar los vacíos de información con su experiencia. De esta manera, la historia será más cercana y convincente. La clave está en no exagerar. De hecho, se ha demostrado que los anuncios publicitarios con imágenes muy impactantes generan repulsión por lo que terminamos olvidándolos, como si se tratase de una pesadilla. 

3. Asegurarse de que es comprensible. Si el artículo utiliza un lenguaje demasiado rebuscado que el público no comprende, la historia estará destinada al fracaso. Para que un artículo publicitario tenga éxito, es necesario que le hable a todos los posibles compradores del producto, usando un lenguaje claro y directo. 

4. Conferirle una estructura lógica. Nuestro cerebro está acostumbrado a seguir determinadas pautas por lo que al leer un artículo esperamos una introducción, un contenido y unas conclusiones, cuando este orden falla o se hace caótico, es difícil que el tema logre convencer a las personas. Una estructura sencilla y lógica es fundamental para que un artículo publicitario logre ser convincente. 

5. Encontrar un narrador veraz. Se dice que el hábito no hace al monje pero sin duda, ayuda. Esto significa que tenemos que encontrar las voces adecuadas para darle vida al artículo o historia en cuestión. A menudo una simple alusión a una frase de una persona puede marcar la diferencia y hacer que nos ganemos la confianza de los lectores. 

Fuente: 
Mazzocco, P. J. & Green, M. C. (2011) Narrative Persuasion in Legal Settings: What’s the Story? The Jury Expert; 23(3): 27-38. 



¿Necesitas un redactor? Podemos ayudarte 


En Intextos varios años escribiendo contenidos relacionados con la salud, la medicina, la psicología y la educación. Esta es nuestra fuerza principal. Nos comprometemos con la redacción de artículos de forma periódica que se basan en las investigaciones más recientes, que son interesantes, novedosos y que te ayudarán a posicionarte en los buscadores.